Salpicón de Chile Habanero

chile habanero¿Qué lleva?

* 8 rabanitos finamente picados

* 1 cebolla morada finamente picada

* 3 cucharadas de cilantro picado

* 3 ó 4 chiles habaneros finamente picados

* ½ taza de jugo de naranja agria o ½ naranja dulce y mitad limón o ½ taza de vinagre*

* sal al gusto.

¿Cómo se prepara?

Se mezclan todos los ingredientes.

¿Cómo se sirve?

Se sirve en una salsera de vidrio o de barro.

* NOTA PARA LOS QUE VIVEN FUERA DEL PAÍS:

Para sustituir la naranja agria, combine el jugo del limon con el de naranja dulce. Sabe bastante similar. Respecto a hojas de plátano,si no las hay en los mercados Latinos, muchas veces los mercados Filipinos las tienen.

Dzotobichay

DzotobichayReceta para 30 piezas aproximadamente

¿Qué lleva?

La masa:

* ½ kg. de hojas de chaya

* 1 kg. de masa fina para tortillas

* 125 grs. de manteca de cerdo

* sal al gusto

* 1 paquete de hojas de plátano (aproximadamente 6 hojas)

* 250 grs de pepita de calabaza tostada y molida

* 6 huevos duros pelados y picados.

La salsa:

* 1 kg. de tomates hervidos

* 1 cebolla chica finamente picada

* 1 cucharada de manteca de cerdo o de aceite de maíz

* sal al gusto.

¿Cómo los preparamos?

La chaya se pasa por agua hirviendo para suavizarla, se escurre y se pica finamente; se mezcla con la masa, la manteca y la sal. Se amasa todo perfectamente.

Las hojas de plátano se limpian muy bien (si se cortan frescas se pasan por el fuego para que se marchiten y se puedan manejar bien.)

Se cortan en rectángulos de aproximadamente 15 cm de ancho por 25 cm de largo. Se va extendiendo la mezcla de masa encima de la hoja de plátano, se le pone encima una capita de pepita molida y otra de huevo picado y se envuelven poniendo primero uno de los lados más largos hacia el centro, luego el otro y cerrando los extremos inferiores hasta formar un paquetito rectangular (con forma de tamalito).

Se colocan en una vaporera o tamalera y se cuecen a baño maría de una hora a 1½ horas y se sirven acompañados por la salsa roja.

La Salsa:

Después de hervidos los jitomates se pelan y se licuan. La cebolla se acitrona en la manteca y se le añade el jitomate licuado y sal al gusto. Se sazona muy bien.

¿Cómo los servimos?

Se pueden servir desenvueltos sobre un platón acompañados con la salsa roja, o en sus hojas en una canastita forrada con una servilleta y la salsa en una cazuelita aparte.

NOTA PARA LOS QUE VIVEN FUERA DEL PAÍS:

Para sustituir la naranja agria, combine el jugo del limón con el de naranja dulce. Sabe bastante similar. Respecto a hojas de plátano, si no las hay en los mercados Latinos, muchas veces los mercados Filipinos las tienen.

Tamales Colados

tamal coladoReceta para 10 personas.

¿Qué llevan?

* 1 kg. de masa para tortillas

* 2 litros de agua

* 500 grs de manteca de cerdo

* 1 cucharadita de granos de achiote o en su defecto de pasta de achiote comercial

* 3 hojas de epazote

* 40 rectángulos de hoja de plátano de 25 centímetros de largo por 15 centímetros de ancho, asadas para suavizarlas.

El relleno:

* 1 gallina cortada en piezas, se puede sustituir con pollo

* 600 grs de pierna de puerco cortada en trozos

* 4 dientes de ajo asados

* 8 pimientas de Castilla

* una pizca de comino

* 1 cucharadita de achiote en pasta

* ½ litro de caldo

* 400 grs de tomate pelado despepitado y picado

* 3 hojas de epazote

* sal al gusto.

La salsa de chile habanero:

* 8 chiles habaneros, despepitados

* 1 diente de ajo asado

 * ¼ de taza de jugo de naranja agria o 1/8 de taza de naranja dulce y 1/8 de taza de vinagre

* sal al gusto.

¿Cómo se preparan?

Los tamales:

Se diluye la masa en el agua y se cuela a través de una manta de cielo; se deja reposar y cuando la masa se haya asentada en el fondo del recipiente, se tira el agua.

La manteca se pone a calentar con el achiote y se cuela sobre la masa, se revuelve muy bien con esta última y con sal al gusto y se añaden las hojas de epazote muy bien picadas. Se extiende un poco de masa en cada hoja, se añade el relleno, se doblan las hojas formando unos rectángulos, se amarran con una tirita de las mismas hojas de plátano, se van acomodando acostados en una vaporera o en una tamalera y se dejan cocer durante una hora o hasta que se desprendan fácilmente de la hoja de plátano.

El relleno:

Se ponen a cocer las carnes con los dientes de ajo asados, sal al gusto y agua a cubrir. Se muele el achiote con las pimientas, el comino y el caldo y se añade a lo anterior cuando esto suelte el hervor.

 Se deja hervir hasta que las carnes estén suaves y el caldo se haya reducido, se añade entonces el jitomate y el epazote y se prueba de sal. Una vez que haya espesado la salsa y esté bien cocido el jitomate, se retira del fuego. Las carnes se desmenuzan y se mezclan con un poco de salsa.

La salsa de chile habanero:

Se licuan muy bien todos los ingredientes.

¿Cómo los servimos?

En una canasta honda envueltos en una servilleta para que no se enfríen y la salsa de habanero en una cazuelita de barro.

En el plato, abierto sobre la hoja de plátano y cubierto con la salsa de tomate.

Mondongo Kabic

¿Qué lleva?

* 1 kg. de mondongo precocido (panza, pata, libro, callo)

* ½ pastilla de achiote

* 3 tomates

* ½ cebolla

* 4 dientes de ajo

* 1 rama de epazote

* jugo de 3 naranjas agrias

* sal

¿Cómo se prepara?

Se disuelve el achiote en el jugo de las naranjas agrias.

Se lava bien el mondongo. Se cuece en suficiente agua con el tomate partido en cuartos, el epazote, la cebolla, el achiote, los dientes de ajo y sal.

Se cuece hasta que la carne esté suave.

¿Cómo se sirve?

En un plato sopero acompañado con cebolla picada, orégano, chile habanero y medios limones. Se acompaña con pan francés.

Huevos Motuleños

huevos motuleños, comida tipica, mayan cuisine¿Qué llevan?

* 6 huevos

* 1/4 kg. de manteca

* 12 tortillas

* 1/2 kg. de frijol en pasta

* 100 gr. de jamón cocido picadito

* 100 gr. de queso blanco de sopa rallado

* 1 lata de chícharos

* 10 tomates

* Sal al gusto

* 1 Cebolla blanca

¿Cómo se preparan?

Primero, se doran las tortillas en manteca bien caliente. Se escurren para que se les quite el exceso de grasa.

Los tomates se hierven y se licúan calientes, con la cebolla. Después, se fríe la salsa.

¿Cómo se sirven?

En un plato extendido, se hace una cama de frijol en pasta, encima una tortilla frita, sobre la tortilla uno o dos huevos estrellados, sobre éstos salsa de tomate, se cubren con otra tortilla frita bañada con suficiente salsa, jamón picadito, chícharos y queso rallado.

Xtabentún

bebida xtabentun comercial“EL PRINCIPIO ESPIRITUAL BENDIJO Y PREPARO CON MAIZ, LLUVIA Y MIEL LA SANGRE NECESARIA PARA LA CREACION Y ALIMENTO DE TODOS LOS SERES”.

POPOL VUH,

LIBRO SAGRADO DE LOS MAYAS.

Xtabentún

Cuenta la leyenda que vivían en un cierto pueblo de la península yucateca dos mujeres siendo el nombre de una de ellas Xkeban o mejor decir su apodo ya que Xkeban quiere decir prostituta, mujer mala o dada al amor ilícito. Decían que la Xkeban estaba enferma de amor y de pasión y que todo su afán era prodigar su cuerpo y su belleza que eran prodigiosos, a cuanto mancebo se lo solicitaba. Su verdadero nombre era Xtabay.

Muy cerca de la casa que ocupaba esta bellísima mujer, habitaba en otra casa bien hecha, limpia y arreglada continuamente, la consentida del pueblo que llamaban Utz-Colel, que en la traducción hispana sería mujer buena, mujer decente y limpia. Erase esta mujer la Utz-Colel, virtuosa y recta, honesta a carta cabal y jamás había cometido ningun desliz ni el mínimo pecado amoroso.

La Xtabay tenía un corazón tan grande, como su belleza y su bondad la hacía socorrer a los humildes, amparar al necesitado, curar al enfermo y recoger a los animales que abandonaban por inútiles. Su grandeza de alma la llevaba hasta poblados lejanos a donde llegaba para auxiliar al enfermo y se despojaba de las joyas que le daban sus enamorados y hasta de sus finas vestiduras para cubrir la desnudez de los desheredados.

Jamás levantaba la cabeza en son altivo, nunca murmuró ni criticó a nadie y con absoluta humildad soportaba los insultos y humillaciones de las gentes.

En cambio bajo las ropas de la Ut-Colel se dibujaba la piel dañina de las serpientes, era fría, orgullosa, dura de corazón y nunca jamás socorría al enfermo y sentía repugnancia por el pobre.

Y ocurrió que un día las gentes odiosas del pueblo no vieron salir de su casa a la Xkeban y supusieron que andaba por los pueblos ofreciendo su cuerpo y sus pasiones indignas. Se contentaron de poder descansar de su ignominiosa presencia, pero transcurrieron días y más días y de pronto por todo el pueblo se esparció un fino aroma de flores, un perfume delicado y exquisito que lo invadía todo. Nadie se explicaba de dónde emanaba tan precioso aroma y así, buscando, fueron a dar a la casa de la Xteban a la que hallaron muerta, abandonada, sola.

Más lo extraordinario era que si la Xkeban no estaba acompañada de personas, varios animales cuidaban de su cuerpo del que brotaba aquel perfume que envolvía al pueblo.

Entrada la Utz-Colel dijo que esa era una vil mentira, ya que de un cuerpo corrupto y vil como el de la Xkeban, no podía emanar sino podredumbre y pestilencia, más que si tal cosa era como todos los vecinos, decían, debía ser cosa de los malos espíritus, del dios del mal que así continuaba provocando a los hombres.

Agregó la Utz-Colel que si de mujer tan mala y perversa escapaba en tal caso ese perfume, cuando ella muriera el perfume que escaparía de su cuerpo sería mucho más aromático y exquisito.

Más por compasión, por lástima y por su deber social, un grupo de gentes del poblado fue a enterrar a la Xkeban y cuéntase que el día siguiente, su tumba estaba cubierta de flores aromáticas y hermosas, tan tapizado estaba el túmulo que parecía como si una cascada de olorosas florecillas hasta entonces desconocidas en el Mayab, hubiera caído del cielo. La tumba de la Xkeban duró todo el tiempo florecida y olorosa.

Poco después murió la Utz-Colel y a su entierro acudió todo el pueblo que siempre había ponderado sus virtudes, su honestidad, su recogimiento y cantando y gritando que habia muerto virgen y pura, la enterraron con muchos lloros y mucha pena.

Entonces recordaron lo que había dicho en vida acerca de que al morir, su cadáver debería exhalar un perfume mucho mejor que el de la Xkeban, pero para asombro de todas las gentes que la creían buena y recta, comprobaron que a poco de enterrada comenzó a escapar de la tierra floja, todavía, un hedor insoportable, el olor nausabundo a cadáver putrefacto. Toda la gente se retiró asombrada.

En su idioma maya dicen los viejos que aún cuentan la historia con todos los detalles que debió ocurrir en la leyenda, que hoy la florecilla que naciera en la tumba de la pecadora Xkeban, es la actual flor Xtabentún que es una florecilla tan humilde y bella, que se da en forma silvestre en las cercas y caminos, entre las hojas buidas y tersas del agave. El jugo de esa florecilla embriaga muy agradablemente, como debió ser el amor embriagador y dulce de la Xkeban.

LA COMIDA ENTRE LOS MAYAS

altarEn Yucatán la comida es resultado de un largo proceso que reúne las más antiguas tradiciones en las que el maíz es el centro de la vida misma y materia de la creación.

Como todos sabemos, el maíz era el sustento principal de los mayas antes de la llegada de los españoles, con él se elaboraban alimentos y bebidas que aún hoy son base fundamental de la comida yucateca. Huellas de ese pasado prehispánico las encontramos en la inteligente mezcla del maíz y del cacao, en el pozol y en los atoles.

Fray Diego de Landa (1524-1579), obispo de la Diócesis de Yucatán, en su obra Relación de las cosa de Yucatán nos dice:

“Que el mantenimiento principal es el maíz del cual hacen diversos manjares y bebidas como lo beben, les sirve de comida y bebida..

Que hacen del maíz y del cacao molido una a manera de espuma muy sabrosa con que celebran sus fiestas y que sacan del cacao una grasa que parece mantequilla y que de eso y del maíz hacen otra bebida de la sustancia del maíz molido crudo, que es muy refrescante y sabrosa

La comida entre los mayas de Yucatán adquiere características especiales porque se le relaciona con la creación del mundo, donde el maíz es la materia principal. Otras plantas de la flora original, así como los animales de su entorno, enriquecen la dieta de un mundo en que la naturaleza es todavía hermana y compañera del hombre.

El acto de comer es un acto de buenaventura; esto explica que entre los yucatecos la hospitalidad sea una virtud natural que, desde luego, se manifiesta con mucha fuerza a la hora de sentarse a la mesas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.